Durante el confinamiento, poder ir a la playa era una de las actividades que más anhelábamos. Ya que poder hacer esto significaba poder salir de casa, desconectar, tomar el sol y hacer un poco de lo que veníamos haciendo estos veranos atrás, antes de la llegada del Covid-19. Por suerte, ahora tenemos la posibilidad de disfrutar del mar y salir de vacaciones. Pero no podemos olvidarnos que seguimos en plena pandemia del coronavirus. Por lo que es interesante conocer las actividades permitidas en la playa durante el Covid-19. ¿Sabes cuáles son?

En nuestro restaurante a pie de playa en Almuñécar cumplimos con todas las medidas de seguridad para que tanto nuestro chiringuito, como nuestra zona de hamacas y sombrillas sea totalmente segura para los usuarios.

¿Es seguro ir a la playa durante la pandemia de Covid-19?

Ante una nueva ola de contagios, todas las medidas que se tomen para protegernos del coronavirus son pocas. En cuanto a ir a la playa o la piscina, surge la duda de si es posible que el virus se transmita a través del agua.

Desde el CSIC, insisten que la infección por Covid-19 en actividades recreativas a través del agua, en playas y piscinas, es muy poco probable en condiciones normales de baño; especialmente en la playa, donde la presencia de sal en el agua reduce notablemente la carga viral. Además, la concentración de virus se diluye en el aire y la radiación solar contribuye a eliminarlo.

En cambio, en entornos de agua dulce, como lagos, ríos y embalses, es necesario extremar las medidas de precaución.

Tanto en la playa, como en la piscina, el mayor mecanismo de contagio no es el agua, sino las personas que tienden a las aglomeraciones y los objetos de uso común.

¿Cuáles son las actividades permitidas en la playa durante la pandemia?

Cuando comenzó el verano, el delegado de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta en Granada, Gustavo Rodríguez, visitó Almuñécar y destacó que “la costa granadina es sinónimo de destino seguro y de calidad”.

Rodríguez resaltó que las playas y puertos de Granada cuentan este año con siete banderas azules, la mejor cifra desde 1993, que supone además “un importante incremento” respecto al año pasado. De la misma manera, señaló la importancia de “trasladar a nuestras playas una buena gestión de riesgos y recomendaciones para proteger y prevenir a los profesionales, residentes y visitantes. La costa de Granada está preparada para recibir a miles de visitantes de nuevo como muestran las banderas y el sello que facilita la Junta de Andalucía y que los ayuntamientos podrán descargar si cumplen con los requisitos y normas de seguridad”.

Durante estos meses de verano, las actividades permitidas en la playa se ven limitadas por una serie de normas. Principalmente, de medidas de aforo y distanciamiento.

En este sentido, las playas de Andalucía se acogen también a un aforo máximo, que con motivo de la pleamar puede verse afectado al no poder garantizarse la debida distancia de seguridad en la arena. Por lo que los accesos a determinadas playas de la comunidad pueden sufrir modificaciones.

Medidas de seguridad para prevenir el Covid-19 en las playas

Aunque las actividades permitidas en la playa sean similares a las de años anteriores (a excepción de ocupar zonas de paso, llevarse piscinas para los más pequeños o jugar a las palas en la orilla), todas estas deberán llevarse a cabo cumpliendo las normas de seguridad establecidas.

Por ejemplo, es obligatorio el uso de mascarilla para llegar a la playa, pasear por la orilla o acercarse a un grupo de amigos que se encuentren en otras sombrillas. Tan sólo se podrán quitar durante el baño y mientras nos mantengamos en nuestro espacio limitado y separado del resto de usuarios.

Además, deberá darse al menos una distancia de dos metros entre sombrillas o grupos. Tampoco se permitirá compartir útiles de juego, y se ruega el uso de bolsas para guardar residuos sólidos, cerradas adecuadamente y depositarlas en las papeleras y contenedores para que no generen un problema serio de contagio.