En Restaurante la Barraca Cantarriján somos especialistas en cocina mediterránea, con productos de nuestra tierra y las mejores recetas para disfrutar de una comida sana y deliciosa con vistas al mar. Y es que nada como sacar partido a todo lo que tiene nuestra región y ofrecer a nuestros comensales una experiencia inolvidable. Pero, hoy nos centramos en las ventajas de la dieta mediterránea. ¿Sabías que ha sido nombrada como la mejor dieta del mundo? Os contamos porqué.

La dieta mediterránea, premiada como la mejor dieta general 2019

Este año la cocina mediterránea ha ganado el oro como mejor dieta general de 2019 en los rankings elaborados por US News and World Report.

Para su realización, se analizaron 41 planes de alimentación. Y como resultado, la dieta mediterránea también consiguió el primer puesto en distintas subcategorías: Mejor dieta para una alimentación sana, mejor dieta basada en vegetales, mejor dieta para la diabetes y dieta más fácil de elaborar.

Pero además, esta dieta es también positiva para controlar el colesterol alto, la demencia, pérdida de memoria, depresión o cáncer de mama. Esta alimentación también se relaciona con huesos más fuertes, corazones más sanos y vidas más largas. Y además, puede funcionar muy bien para perder peso de forma sana.

¿Por qué es tan sana la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea está basada en una cocina simple, centrada en el uso de vegetales y productos naturales. Pero la dieta mediterránea es mucho más, es un estilo de vida y una manera de elaborar una gastronomía repleta de recetas deliciosas y sanas.

Uno de los motivos por los que es una de las dietas más sanas es por el tipo de grasa con la que se elaboran sus platos: La grasa proveniente del aceite de oliva, el pescado y los frutos secos. Y otro es la proporción de los nutrientes de sus recetas, que incluyen en la mayoría de veces cereales y vegetales, incluyen en una proporción menor carne.

Es también pues una dieta rica en micronutrientes, ya que sus platos suelen estar cocinados con verduras, especias y frutas de temporada.

Las principales características de la cocina mediterránea

En Andalucía solemos asociar la dieta mediterránea con todos los platos que elaboramos en casa. No obstante, es posible que a veces lo que consideramos como sano, no lo sea tanto por la manera de utilizarlo, los ingredientes utilizados o las proporciones.

La dieta mediterránea y el aceite de oliva

Como decíamos, el aceite de oliva aporta a la dieta unas grasas saludables y un muy buen sabor a los platos. Este es uno de los aceites más saludables que existen, rico en vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados beneficiosos para el corazón y betacarotenos.

Gran presencia de alimentos de temporada y de origen vegetal

Las frutas, verduras, legumbres y frutos secos aportan fibra e hidratación. Además, proporcionan una dosis importantes de vitaminas, minerales y antioxidantes; los cuales ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Por todo esto se aconseja consumir al menos 5 piezas de frutas y verduras a diario.

Por otro lado, comer alimentos de temporada permite aprovechar el mejor momento para adquirir la mayor proporción de nutrientes, aroma y mejor sabor de la comida.

Proporciones de otros alimentos en la cocina mediterránea

Los cereales naturales son otra de las bases de la cocina mediterránea. Estos son también base de nuestra energía por su riqueza en carbohidratos saludables.

Los lácteos como el yogur o el queso también son fuente de proteínas y buenos aliados para la salud intestinal, por lo que se deben consumir a diario.

Respecto a las carnes rojas, deben consumirse con moderación y como elemento de guisos y otros platos. Mientras que el pescado debe incluirse en abundancia y hasta cuatro huevos a la semana.