La paella es uno de los platos más emblemáticos de nuestro país y una gran apuesta para cualquier plan de domingo. Y aunque su origen es valenciano, a día de hoy es posible encontrar una buena paella en cualquier rincón de España. Incluidas, por supuesto, las paellas que preparamos en la costa de Almuñecar, en nuestro chiringuito La Barraca. Pero si lo que te apetece es preparar este plato en casa y dejar a todos los invitados con la boca abierta, aquí van algunos tips sobre cómo hacer paella y que quede ideal.

¿Cuál es el mejor arroz para hacer paella?

El primer mandamiento para saber cómo hacer paella y que quede deliciosa es utilizar el arroz adecuado. Ya que aunque se pueda pensar que todos los arroces saben igual, no hay que pasar por alto que se trata de la base de este plato, y que es importante usar un arroz de calidad, que no se quede ni demasiado duro, ni demasiado blando.

Un buen arroz para preparar paella es el arroz bomba, ya que es una de las modalidades de arroz de grano corto que mejor se ligará con la salsa.

Utilizar el recipiente adecuado

Que las mejores paellas se elaboren en paelleras tiene un porqué. Y es que este plato quedará más delicioso conforme más extendido esté el arroz. Lo ideal es que el recipiente en el que se cocine la paella sea plano y amplio.

Lo aconsejable es que la cantidad de paella no supere el dedo de grosor, y que calor esté repartido de forma homogénea por todo el recipiente. De esta manera se evitará que el arroz quede duro por los bordes.

¿Cómo hacer paella y que el arroz quede suelto?

Uno de los problemas más habituales al hacer las primeras paellas es que el arroz se pase y quede demasiado compacto.

Para que el arroz de la paella quede suelto, lo primero será utilizar un arroz de grano corto. Además, influirán otros factores como el fuego y el tamaño de cocción.

Recuerda que para hacer paella no hay que lavar antes el arroz. Y al echarlo, intenta que quede lo mejor repartido posible.

Los arroces bomba necesitan unos 18 o 20 minutos de cocción para que queden perfectos y no hechos una plasta. Aunque puede ir probándose a partir de los 15 minutos para encontrar el punto ideal.

Si primero se echa el caldo, se deberá dar más potencia para que hierva. Después se echaría el arroz y se bajaría casi al mínimo para que todos los sabores penetren bien en los granos. Si primero echas el arroz y luego el caldo y el resto de ingredientes, puede dejarse todo el rato a fuego medio hasta que esté casi al punto y luego bajarlo al mínimo.

Lo recomendable es que cuando echemos el arroz al caldo no se remueva el arroz. Para que no se pegue al fondo puede utilizarse una paellera con teflón.

Una vez que se apague el fuego, la paella deberá reposar unos minutos. Con tres minutos tenemos suficiente para que el arroz termine de cocerse y se asiente bien.

¿Qué proporción de agua o caldo debe utilizarse en una paella?

Esto dependerá de si se quiere conseguir un arroz más caldoso, o uno más suelto. La cantidad mínima de agua o caldo será de dos partes, por una parte de arroz (esto puede medirse con una taza o vaso, para hacer las mediciones por persona). Aunque hay quienes prefieren usar tres partes de líquido, por una de arroz.

Si se quiere utilizar caldo en lugar de agua, es importante que éste esté elaborado con ingredientes naturales y de calidad, ya que el resultado será mucho mejor.

A la hora de hacer el sofrito las prisas hay que dejarlas a un lado. Todos los ingredientes deberán dorarse y mezclarse con el resto. Primero se añadirán los ingredientes más duros, y luego el resto.