En La Barraca Cantarriján nos encanta acoger y preparar bodas en verano en Granada, ya que contamos con un escenario idílico para ello. Especialmente para todos aquellos que siempre han soñado con casarse en la playa, a orillas de nuestro querido Mar Mediterráneo. Pero para hacer realidad este sueño lo primero es pedir matrimonio, ¿qué os parece hacerlo de una forma de lo más original para dejar sin palabras a tu pareja? ¡Os damos algunas ideas!

A la búsqueda del ‘sí, quiero’

Hay momentos en la vida que requieren de una dedicación extra para que todo salga lo mejor posible. Y ya que no todos los días se hace una pregunta tan importante, la pedida de matrimonio es uno de ellos.

Si buscas una de las ideas más originales para pedir matrimonio no dudes en hacer una gincana con la que vayas dirigiendo a tu pareja al lugar donde os conocisteis, un bonito restaurante, o cualquier otro lugar especial. En cada tarjeta puedes añadir un poema con las indicaciones del lugar al que tiene que dirigirse, una flor, o cualquier otro detalle que añada emoción al momento.

Pedir matrimonio en una cena íntima

Las ocasiones especiales lo son aún más si se comparten con los seres queridos, ya sean mejores amigos, familiares directos, o ambos. Por eso, una gran idea para proponer matrimonio es organizar una cena o comida íntima en un restaurante especial o en casa. Puedes esperar al brindis para ponerte de rodillas frente al amor de tu vida y hacerle la gran pregunta. Estamos seguros de que la velada será inolvidable.

El viaje decisivo

Tanto si os encanta viajar, como si lo hacéis menos de lo que os gustaría por falta de tiempo o recursos, aprovechar un viaje para pedirle que se case contigo puede ser una fantástica idea. Además, no hace falta irse muy lejos, cualquier lugar será más espectacular en estas circunstancias: Un fin de semana en la playa, o en una cabaña en el bosque será más que suficiente para tener el ‘sí, quiero’ asegurado en un entorno súper romántico.

Pídeselo con una canción de amor (o con un poema)

Si sabes tocar algún instrumento o te gusta cantar, puedes aprovechar tu don para componer una canción que hable sobre vuestra historia de amor. Además, si lo prefieres puedes juntar a algunos amigos para que te acompañen. Aprovecha algún momento especial e inesperado para que la sorpresa sea aún mayor.

Otra opción es contratar a un grupo profesional que toque la canción que has compuesto para el momento, o aprovechar la música en directo de nuestro restaurante para pedirles que toquen una canción especial para vosotros. O si la música no es lo tuyo, prueba con un bonito poema a la luz de las velas. ¡Se derretirá de amor!

La caja de los recuerdos

Si has decidido pedirle matrimonio a tu chica, o chico, seguro que guardáis recuerdos de esos que ensanchan el alma. Aprovecha esto y mete dentro de una bonita caja algunas de las fotos que os recuerden a los momentos más especiales que habéis vivido como pareja.

Pon detrás de cada foto una frase de lo que sentiste en ese momento, o de todas esas cosas que te transmite. Deja para el final un papel con la gran pregunta. ¡No olvides poner de fondo vuestra canción favorita!

Pídele matrimonio con ayuda de tu bebé o mascota

Si tenéis un bebé o una mascota a la que adoráis, puedes hacer que se conviertan en tus grandes ayudantes. ¡No hay cosa más tierna! Deja volar tu imaginación y piensa de qué manera puedes sorprender a tu pareja así. ¿Qué te parece colocar la cajita del anillo en el collar de tu mascota o colgarle un cartel con la gran pregunta? ¿Y si vuestro pequeño le lleva el anillo a la cama y tu te colocas detrás con un gran ramo de rosas blancas?