La pasta es un plato muy socorrido que puede sacarnos de un apuro cuando tenemos poco tiempo para cocinar o queremos sorprender a alguien invitándole a comer pero nuestro punto fuerte no es la cocina. Pero la pasta no sólo es un plato fácil y rápido de preparar, este alimento es uno de los más preciados de la dieta mediterránea y el preferido de muchos por sus múltiples combinaciones. En esta ocasión os traemos algunas recetas fáciles de salsa para pastas que estamos seguros que os encantará conocer. Y más aún, probar.

Y para esos días en los que os apetezca salir y tomar algo más elaborado, en nuestro chiringuito La Barraca preparamos paellas en la Costa de Almuñecar, y todo tipo de delicias propias de la gastronomía de la Costa Tropical.

Salsa de verduras con tomate para pasta

Si buscas recetas fáciles de salsa para pastas, sin carne, y con mucho sabor, te proponemos esta elaborada a base de cuatro hortalizas. Puedes elegir tus favoritas, aunque en este caso te proponemos las siguientes:

-Media berenjena en trocitos

-Medio calabacín picado

-Media cebolla picada

-Medio puerro (la parte blanca)

-Un poco de albahaca

-200 ml de tomate frito, o tomate natural

-Pimienta y sal

Para preparar esta salsa picaremos las verduras y pondremos a pochar la cebolla. Pasados un par de minutos, añadiremos el calabacín, el puerro y la albahaca. Lo dejamos a fuego bajo.

Cuando la berenjena esté cortada, la pondremos un par de minutos en el microondas para que se ablande un poco y luego la añadiremos al sofrito junto con el tomate.

Pasados unos cinco o diez minutos a fuego lento, dejaremos en reposo unos minutos con el fuego apagado. Para terminar, podemos echar esta salsa directamente a la pasta, con un poco de queso, o bien batirlo todo para obtener una salsa más fina.

Salsa de queso para pasta

Los amantes del queso disfrutarán a lo lindo de esta receta, ya que es precisamente éste el ingrediente estrella. Además, es una de las recetas fáciles de salsa para pastas más rápida y sencilla de hacer.

Para su elaboración necesitaremos:

  • 75 g de queso Parmesano (Grana Padano, Pecorino o similar)
  • 150 g de queso Gouda o Emmental
  • 150 g de queso Cheddar
  • 75 g de nuestro queso azul favorito
  • 200 ml de leche
  • Un poco de pimienta y nuez moscada en polvo

En primer lugar trocearemos el queso Parmesano con ayuda de un robot de cocina (10 segundos, velocidad 8) o lo rallaremos a mano. Posteriormente añadiremos el resto de queso troceados y programaremos 5 segundos a velocidad 6. Si se quiere hacer a mano, cortaremos los quesos más blandos en trozos pequeños y rallaremos los duros.

Ponemos a calentar la leche y cuando empiece a hervir añadimos los quesos, la pimienta y la nuez moscada. Movemos de vez en cuando y lo dejamos a temperatura suave al menos diez minutos o cuando veamos que la salsa tiene buena consistencia.

Salsa de tomate casera para pastas

En una lista de recetas fáciles de salsa para pastas no podía faltar la clásica salsa de tomate casera con albahaca.

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

-1 kg de tomates

-2 dientes de ajo

-1 cebolla

-1 cucharadita de azúcar

-Sal y pimienta

-4 o 5 ramitas de albahaca fresca

En primer lugar, lavamos los tomates y les hacemos un corte en forma de cruz en la base. Colócalos en una olla con agua hirviendo durante un minuto, retíralos, pásalos por agua fría y escúrrelos. Luego pélalos y cortalos en dados pequeños.

Pelamos y picamos la cebolla y los ajos, y en una cazuela grande con aceite añadimos el ajo y la cebolla y rehogamos diez minutos.

Agrega los tomates, el azúcar, la sal y la pimienta, y sofríelos veinticinco o treinta minutos. Remueve con frecuencia. Lava la albahaca, sécala y reserva unas hojas para decorar. Pica las demás y añádelas cuando falten unos cinco minutos para terminar la cocción. Si quieres una salsa más fina, pásala por la batidora.