Que ya entremos en el mes de septiembre no quiere decir que se acabe la temporada de playa. De hecho, ir a la playa en septiembre tiene numerosas ventajas. Especialmente para todos aquellos y aquellas que huyan de atascos y masificación de personas. Y tú, ¿eres más de agosto o de septiembre? Nosotros te contamos algunos de los beneficios de visitar la costa este mes.

Septiembre, el mejor mes para los que buscan paz

Agosto es el mes elegido por más españoles para disfrutar de unas vacaciones. Por eso, no es de extrañar que este mes sea también en el que más colas se sufren en carretera, mayores precios se encuentren y más gente haya en las zonas turísticas o de baño.

Por eso, septiembre se convierte en el mejor mes para disfrutar de unas vacaciones relajantes y en paz. No obstante, tenemos que señalar que una de las ventajas de la Playa de Cantarriján es que siempre se respira paz, ¡sea el mes que sea!

La temperatura en septiembre

Lo normal es que en septiembre las temperaturas bajen unos dos o tres grados respecto a julio y agosto. El periodo más caluroso en España lo encontramos después de la tercera semana de julio, hasta los primeros días de agosto.

Respecto a la sensación de calor, en la costa el mes que se siente más caluroso es agosto. Ya que las corrientes marinas hacen que el sol no sea tan determinante.

En cambio, en el interior, el mes mas caluroso al no tener influjo marino es julio.

En cuanto a septiembre, aunque sea más frío que los dos meses anteriores, es más caluroso que junio. Ya que el calor de los meses de verano tarda un poco más en perderse.

Por tanto, de nuevo septiembre es el mejor mes de verano para los que no quieran soportar un calor excesivo en la costa o en nuestro chiringuito a pie de playa. Además se podrá disfrutar más del sol poniendo en menor riesgo nuestra piel.

La temperatura del mar en septiembre

Al igual que la temperatura ambiental del verano tarda en irse en septiembre, también el mar continua este mes ofreciendo una temperatura apta para el baño. Además, el leve descenso que puede experimentar la temperatura del agua en septiembre hace que descienda también el número de medusas. Ya que estos animales necesitan unas condiciones mucho más cálidas para surcar la costa.

Servicios turísticos en verano

Otra de las ventajas de ir a la playa en septiembre es que casi todos los servicios turísticos que pueden encontrarse en verano en la costa siguen estando disponibles. Tanto en lo que se refiere a la seguridad, como en términos de ocio. Aunque sí es cierto que probablemente septiembre no sea el mejor mes para los que buscan ambiente por la noche, ya que en este sentido agosto se lleva la palma.

Pero por contra, en septiembre en la playa es más fácil y económico encontrar sitio, hacer una reserva en un hotel o contratar distintos servicios. Además, los chiringuitos estarán menos masificados y el ambiente será mucho más relajado.

Septiembre, el mes de los enamorados

Si lo tuyo son las vacaciones en pareja, septiembre puede convertirse en tu mes preferido para pedirte unos días libres. Por todos los motivos que ya hemos señalado arriba, escaparse unos días a la playa en septiembre te brindará la tranquilidad, romanticismo y desconexión que necesitáis para comenzar un nuevo año laboral con las pilas bien cargadas y multitud de recuerdos inolvidables para hacer más llevadero el invierno.

Por nuestra parte, si eliges septiembre para ir a la playa, estaremos encantados de recibirte en nuestro Restaurante La Barraca, en la costa de Almuñecar.